Organic CTR
blog,  marketing digital

Organic CTR: su importancia en el posicionamiento web

El éxito de tu sitio web pasa por entender el concepto de “tasa de clics orgánicos” o CTR (Organic Clicks-Through-Rate, en inglés), que engloba los factores que inciden en la consolidación, expansión y desarrollo de websites.

Cuando se hace una búsqueda en Internet, la visibilidad y ubicación de los sitios web que arroja el resultado de búsqueda, es un factor importante. Así ha quedado demostrado a través de múltiples y detallados estudios analíticos.

Muchos en el mundo digital tienden a pensar, por tanto, que sus estrategias SEO deben estar enfocadas exclusivamente en el posicionamiento de dicho factor. Visibilidad y ubicación en las páginas de resultado de búsquedas en internet (SERPs, en inglés) serían así, el objetivo a perseguir.

Sin embargo, esto no lo es todo. Existen otros factores que inciden de manera muy importante en el éxito o fracaso de un determinado sitio web. Factores que posibilitan o estancan su desarrollo progresivo. Y que, de no ser atendidos adecuadamente, harían que todo el esfuerzo técnico-creativo que supone la existencia de dicho sitio, simplemente se pierda. Todos estos factores tienen que ver con el concepto de “organic Click-Through-Rate”.

Comencemos entonces por aclarar este concepto antes de hablar de su optimización.

¿Qué es una “tasa de clics orgánicos” (organic CTR, en inglés)?

Es una medición en porcentajes que se hace acerca del número de personas que han visto un determinado resultado de búsquedas (SERPs, en inglés). De ese total de internautas, a su vez, un número concreto normalmente llega a hacer “clic” en alguna de las páginas mostradas en ese resultado.  

El total de “clics” que recibe un sitio web en particular al formar parte de ese resultado de búsquedas, determina entonces su índice orgánico. Esa tasa de clics orgánicos llevará a ese sitio web o URL a posicionarse progresivamente en los primeros lugares del resultado de búsquedas.

La razón es simple. El número de clics refleja el interés de los internautas en ese sitio web (URL) en particular. Eso es lo que explica el hecho de que un sitio web aparezca en la primera, segunda, tercera o más páginas del resultado arrojado automáticamente.

El algoritmo de los motores de búsqueda en Internet reconoce el interés de las personas en la web a través del número de clics. Con base en ello establece entonces un ranking de páginas preferidas o clicadas.

La posicón de los sitios web en ese ranking incide notablemente, por tanto, en su visibilidad frente a los internautas. A mayor visibilidad y mejor ubicación, mayor probabilidad de que sea clicada o visitada por los usuarios de la web.

¿Por qué es importante entender el concepto de organic CTR?

Sin “clics” no hay éxito para los SERPs. Que cientos, miles, e incluso millones de usuarios o internautas vean un determinado resultado de búsquedas, no tiene valor en sí mismo.

El valor de un SERPs viene dado en función de los clics que se generen para las páginas que aparecen en esos resultados de búsquedas. Los clics (visitas) en esas URLs son los que apuntalan un buen retorno de inversión (ROI, en inglés) en el contexto de una estrategia SEO.

Dicho de otro modo. Una buena estrategia SEO puede conducir a optimizar palabras clave que faciliten la ubicación en el ranking de los SERPs. Sin embargo, el hecho de aparecer en la primera página de dichos resultados no es garantía de “clics” o visitas para una URL. 

Si una URL visible en primera página SERPs no atrae clics hacia su contenido, entonces el esfuerzo de la estrategia SEO se habría perdido. Y es lo que ocurre con mucha frecuencia.

La primera conclusión, entonces, es que no es suficiente una buena posición en el ranking SERPs para atraer visitas a una URL.

Existe una similitud en este sentido con lo que ocurre con los conceptos de generación de tráfico y tasa de conversión. Una cosa es que el sitio web o URL tenga una alta tasa de visitantes (generación de alto tráfico). Y, otra muy distinta, es que dichos visitantes se conviertan en consumidores, clientes o adherentes de dichas URLs. Aquí sería importante considerar cuál es el objetivo del sitio web.

Si no convierten sus visitas en compras (u otro objetivo expresado en “clics”), la estrategia para atraer a dichos visitantes habría fracasado. En ese caso, sólo quedaría analizar el motivo por el que se crea un sitio web o URL para saber si cumple su cometido.  

Generar más tráfico hacia una URL es posible sin mejorar el ranking: la clave está en mejorar el CTR orgánico.

No hace falta crear más enlaces (links) ni agregar más contenido necesariamente a un sitio web para atraer un mayor tráfico. Tampoco hay que obsesionarse con el ranking en los resultados de búsquedas. La buena ubicación en el ranking no es suficiente para garantizar el tráfico por la web.

Basta simplemente con optimizar la “tasa de clics orgánicos” (organic CTR, en inglés) para mejorar notablemente el número de visitas. Y con ello, el potencial de la tasa de conversión que, en resumidas cuentas, revela el propósito por el que se crea un sitio web.  

El algoritmo de Google por ejemplo, cuyo secreto no ha sido aún descifrado, simpatiza con esta estrategia de mejoramiento del organic CTR. Los expertos coinciden en al menos un criterio. 

Una alta frecuencia de visitas a una URL en particular hará que dicho algoritmo le asigne mayor valor y relevancia a esa dirección electrónica. Por tanto, para futuras búsquedas por palabras claves asociadas a dicha URL, Google tenderá a darle cada vez mejor ubicación en el ranking de resultados. Y con ello, aumentan las probabilidades de mayor tráfico y tasas de convertibilidad.

Pero, de nuevo. Ya se dijo. Una buena ubicación en el ranking SERPs no garantiza per se los clics para el contenido de las URLs. Se debe entonces buscar un camino diferente para atraer las anheladas visitas a los sitios webs de interés.

Ese camino es la optimización de la “tasa de clics orgánicos”. Un concepto que engloba los diversos factores que inciden en la consolidación, expansión y desarrollo de sitios web. 

Múltiples formas de optimizar el CTR orgánico

Optimizar el CTR orgánico de una URL es dar al buscador en Internet mayor posibilidad de encontrar lo que busca en esa misma página. Y ese no es un detalle menor cuando el internauta se encuentra ante un mar casi infinito de posibilidades para escoger.

El CTR orgánico se puede optimizar de muchas formas. Desde mejorar los títulos y encabezados del contenido, pasando por URLs descriptivas, imágenes, formatos, listas, hasta cambios en las meta-descripciones utilizadas en la web. La creatividad, aquí, también juega un papel importante. Infórmate y decídete a liderar segmentos de internet con tu sitio web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chat de WhatsApp
Enviar mensaje via WhatsApp
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial