metodologías ágiles para emprendedores
Uncategorized

Metodologías ágiles para emprendedores

Las metodologías ágiles para emprendedores son herramientas valiosas, que te ayudarán a obtener resultados positivos y prácticos en tu negocio.

Las metodologías son una serie de procedimientos y técnicas que se aplican de manera sistemática para lograr un determinado objetivo. Son utilizadas para conseguir resultados positivos y garantizados, que te permitirán desarrollar proyectos y objetivos de manera rápida y efectiva.

Emprender significa iniciar una actividad o proceso que requiere de esfuerzo y dedicación para obtener el cumplimiento de un objetivo. Las metodologías ágiles, como su nombre lo indica, ofrecen agilizar o facilitar estos procesos y garantizar la obtención de efectos positivos.

Las metodologías ágiles para emprendedores son herramientas que maximizan la rapidez y efectividad en los resultados del proceso de emprender. De manera que, son una serie de pasos y modelos que te permitirán conseguir resultados seguros y adaptados a las circunstancias del entorno.

Aplicar estos procedimientos facilita la adaptación de la forma de trabajo a las condiciones del proyecto. Son una forma de guiar la iniciativa a un modelo adaptado a los consumidores, las necesidades, las oportunidades y cualquier otro factor de su entorno.

¿Qué son las metodologías ágiles?

Las metodologías ágiles son una respuesta estratégica a lo cambiante que puede ser cualquier proyecto o emprendimiento.

Este tipo de metodología permite adaptar la forma de trabajo a las circunstancias en las que se encuentran y a las personas a las que va dirigido. Por lo tanto, una empresa podrá adaptarse fácil y eficientemente a cualquier inconveniente que se presente en el panorama.

Esto evita que los proyectos fracasen por ausencia de adaptabilidad. En consecuencia, se ahorra dinero y tiempo, mientras se impulsa la productividad.

Durante todo el proceso, se obtiene un mayor control y gestión de responsabilidades/tareas para cada miembro del equipo. Se crean metas comunes y se impulsa a alcanzarlas en conjunto.

¿Qué puedes obtener al utilizar metodologías ágiles?

  1. Mejorar la calidad del producto/servicio: Si estás iniciando un emprendimiento es importante que tengas la seguridad de que tu producto sea aceptado y comprado. Esto se logra mediante la integración, comprobación y mejora continua de las características de tu producto. Lo cual requiere de adaptabilidad, es decir, que sepas actuar en función de las retribuciones de posibles compradores y diversos resultados.
  2. Uso de mejores métricas: Son todas aquellas que te permiten medir parámetros como tiempo, coste, rendimiento, etc. Estas suelen ser más reales en proyectos ágiles que en los tradicionales. Son más importantes porque representan la capacidad directa de producción y eficiencia.
  3. Reducción de costes: Se elimina la posibilidad de fracaso absoluto, porque se crea un producto adaptado al entorno y a los compradores. Esto genera que, a pesar de que sea en mucha o poca cantidad, tu público objetivo termine comprando el producto que ofreces.

Las metodologías ágiles más utilizadas

SCRUM

La metodología ágil SCRUM, consiste en un proceso de “caos” que parte de la premisa de que “todos los procesos son caóticos por naturaleza”. La estrategia se centra en gestionar el caos, saber lo que puede salir mal y no eliminarlo por completo.

El SCRUM utiliza la técnica de construcción de productos incremental, que se realiza mediante las retribuciones de los mismos consumidores. De este modo, la metodología ágil SCRUM es de ayuda para los emprendedores al momento de presentar inconvenientes. Todo se gestiona con la seguridad de que podría ocurrir un imprevisto por naturaleza.

A su vez, esta metodología incentiva a las constantes reuniones de equipo, de manera que exista una mejor comunicación y gestión de la información. Revisar, reajustar y reinventar es importante en esta metodología. Es importante tanto como la comunicación y las respuestas rápidas ante cualquier contratiempo, por asumirlos como inevitables.

Kanban

La metodología ágil Kanban consiste en la elaboración de tres columnas para gestionar las tareas. En una columna están las tareas pendientes. En otra columna las que se encuentran en proceso y la última para las tareas terminadas.

Este cuadro debe ser repartido por cada miembro del equipo, para trabajar al unísono por el cumplimiento de objetivos, sin repetirlos u olvidarlos. El fin se traduce en identificar objetivos y vigilar su cumplimiento. Esto es indispensable en emprendimientos ya que facilita la constancia, cumplimiento y rapidez.

Es una estrategia visual de seguimiento de objetivos, gracias a que su diseño permite conocer a simple vista el estado de un proyecto. De esta forma, el trabajo se agiliza y se consigue un ritmo sostenible para el equipo. Por último, esta metodología permite dividir eficientemente el trabajo y gracias a su visualidad conseguir un nivel de eficiencia.

Business Model Innovation

Esta es la metodología ágil de emprendimiento que basa su acción en 4 preguntas. Es una forma de identificar las características más importantes de tu emprendimiento. Esto permitirá ejecutar una línea de acción conforme a las respuestas que obtengas.

La primera pregunta que debes contestar es ¿a quién? Es decir, a qué grupo de la población va dirigido tu proyecto. La segunda es ¿qué? Refiriéndose a tu propuesta de valor o aquello que ofreces y que es tan importante para el sector que seleccionaste.

La tercera pregunta es ¿cómo? Cómo se genera/construye/desarrolla la propuesta de valor que escogiste. Y por último ¿cuál es el valor? Que hace referencia al modelo de ingresos que debes establecer para tu negocio.

De esta manera lograrás establecer un producto/servicio oportuno, útil, efectivo y asequible desde un principio. Sin embargo, estas metodologías pueden combinarse para aumentar las probabilidades de generar resultados rápidos y eficaces.   

Las metodologías ágiles para emprendedores son herramientas de organización, construcción y vigilancia de proyectos y objetivos en un negocio. Pueden utilizarse desde el momento de emprender hasta ya haber formado una empresa. Debido a que facilita su renovación y conversión en un proyecto adaptado a los requerimientos de su entorno. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chat de WhatsApp
Enviar mensaje via WhatsApp
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial