biografia de steve jobs
biografías,  emprendimiento

Biografía de Steve Jobs

Steve Jobs: un recorrido por la vida y la carrera profesional del más grande emprendedor y visionario de la contemporaneidad, acá su biografía

Ninguna persona ha cambiado el mundo contemporáneo como Steve Jobs. Su visión modificó la manera de consumir en occidente. Por eso repasaremos su biografía.

Nuestro personaje fue un iconoclasta que rompió por completo con todas las convenciones del mercadeo y el consumo conocidas hasta su irrupción en el mundo.

A continuación los hechos más resaltantes de la biografía de Steve Jobs.

Los inicios del iconoclasta Steve Jobs

El protagonista de esta fantástica historia vino al mundo un 24 de febrero de 1955 en California. Sus padres biológicos eran Joanne Carole Schieble y Abdulfattah Jana que lo entregaron en adopción al nacer.

Quizás este hecho vital de su biografía explique su posterior arrogante e irascible comportamiento con todo el mundo incluyendo a sus seres queridos.

La pareja matrimonial  que acogió a Steve fueron Paul y Clara Jobs. Ellos después  adoptaron a una segunda hija cuyo nombre era Patty en el año de 1958.

Paul Jobs laboraba como maquinista, aunque su verdadera pasión era reparar coches. La idea era, como después diría Steve, que le fascinaba hacer cosas con sus manos. Esta pasión la adquirió nuestro genial personaje durante su vida profesional. 

Clara, en cambio, era contadora pública. Su nombre auténtico era Hagopian ya que provenía de Armenia.

Durante la infancia de Steve vivieron en la ciudad de San Francisco y cuando tenía 6 años la familia decidió trasladarlo a Mountain View.

Este hecho de su biografía lo marcó para siempre. Es que en aquella época empezaron a surgir decenas de compañías que se dedicaban a la informática. Esta pasión por las computadoras lo acompañó siempre.

Sus estudios

Un relato de su fugaz paso por la universidad como muestra de su rebeldía, no puede faltar en la biografía de Steve Jobs.

En sus años de juventud estudió en las escuelas Cupertino Junior High School y  Homestead High School. Ambas en la ciudad de Cupertino, California. Esta ciudad luego se transformó en la emblemática capital de la famosa marca comercial “Apple”.

Cuando finalizaban las clases en la preparatoria Jobs  asistía a diversas conferencias y clases en Hewlett-Packard Company.

Un poco después llegó a conseguir un trabajo en esta compañía. Aquí fue donde conoció a un icónico personaje de la computación y de la compañía Apple: Steve Wozniak.

Hasta aquí todo va muy normal en la vida de estudiante de Steve Jobs. Sin embargo, para un personaje tan rebelde e iconoclasta las cosas no podían ser tan normales y comunes.

De esta forma, en 1972, Jobs logró graduarse de la escuela superior y empezó sus estudios formales en la universidad. Luego los abandonó a los seis meses y como él mismo confesó solamente asistía de vez en cuando a ciertas conferencias interesantes para él.

Una vez más quedaba demostrado el carácter rebelde e inconforme del genio que cambió al mundo para siempre. Es que no podía ser de otra manera para una personalidad tan revolucionaria como era la del genial creador de Apple. 

Los comienzos de una carrera profesional sin parangón: la creación de Apple

En este recorrido por la fascinante e irrepetible vida de Steve Jobs aterrizamos en 1976. Fecha emblemática en la biografía de Steve Jobs y para el mundo de la informática en general. En este año se fundó la más icónica de las compañías informáticas en el mundo: Apple.

Así las cosas, en el estacionamiento de una casa, Jobs, Wozniak y Ronald Wayne, fundaron Apple. Con esto modificaron para siempre el destino de la informática mundial y de las formas del consumo occidental. ¡De paso!

Después fueron financiados por Mike Markkula. No obstante, lo verdaderamente crucial  en esta primera etapa es la creación y difusión masiva de Apple I, la primera y auténtica  computadora doméstica. 

Desde el mismo comienzo de Apple fue Steve Jobs el líder de la empresa y quien entendía claramente hacia dónde se dirigía el futuro. No solamente el futuro de la informática propiamente dicha, sino también el porvenir de las maneras del consumo occidental.

En otras palabras, fue el visionario rebelde e iconoclasta que marcó el rumbo del mundo para siempre. 

El ascenso de Apple a la cumbre mundial de la informática

Los años de Apple después de 1980 fueron fabulosos. Para comenzar, se hizo el lanzamiento del famosísimo spot que lanzó la publicidad del Super Bowl titulada «1984». Este comercial marcó pauta a nivel mundial en lo que respecta al mundo publicitario.

Asimismo,  Steve presentó el Macintosh a una audiencia tremendamente excitada y fervorosa. Esta fue la primera pequeña computadora con interfaz gráfica exitosa comercialmente.

A pesar de este innegable éxito financiero y la expansión planetaria de Apple, Steve Jobs vivió un grave conflicto con la empresa que fundó. 

Así tenemos que hacia fines de 1984, Jobs experimentó una tensa relación laboral con John Sculley (a quien el propio Steve trajo de Pepsi-cola). Esta tensión terminó con el despido del genio visionario californiano.

Una vez más esta circunstancia en la vida de Jobs sacó su carácter iconoclasta cuando explicó con una frase lo que sucedió con este hecho. Estas palabras resumen perfectamente su espíritu revolucionario. Por eso las reproducimos aquí.

La pesadez de ser exitoso fue reemplazada por la liviandad de ser un principiante otra vez, menos seguro de todo. Me liberó para entrar en uno de los períodos más creativos de mi vida.

Steve Jobs

Solamente un verdadero iconoclasta y revolucionario podía entender como positivo haber sido despedido de la para entonces más prometedora compañía informática del mundo. Ese era el genio Steve Jobs. Cualquier otra persona se habría derrumbado irremediablemente.

Un rebelde e iconoclasta que siguió asombrando y revolucionando al mundo después de Apple

Jobs siguió innovando y rompiendo esquemas después de salir de Apple. Nada ni nadie logró detener su genialidad. Aunque tuvo que entrar en conflicto con muchas de las cosas que había hecho en la compañía que fundó.  Como él mismo diría: se sintió liberado y comenzó como un principiante.

Este renacer en la carrera del protagonista de esta historia significó la creación de Next Computer. Una empresa de informática, menos accesible o quizás enfocada a profesionales, a científicos y académicos, y no a los mortales ignorantes de la tecnología.

A pesar de ello, este mago de la innovación logró experimentar con nuevas tecnologías. Muchas de ellas sembraron lo que más tarde se convertirían en tecnologías estándar en la industria.

Un claro ejemplo de esto fue la creación de NextSTEP. Las principales innovaciones que trajo consigo este nuevo sistema operativo fue la utilización de Objective-C como lenguaje de programación. 

Gracias a este lenguaje Jobs creó un sistema operativo que se enfoca a los objetos. Por ello la tarea de desarrollo y perfeccionamiento de las aplicaciones se facilitaron muchísimo trayendo consigo la simplificación de las labores del programador.

Asimismo, este sistema operativo poseía un poderoso motor gráfico con una estética y funcionalidad superiores a los motores de las otras computadoras de su época.

Su influencia en el cine

Ni hablar de otra área en la cual nuestro genial personaje revolucionó todo como fue el cine de animación. Con la adquisición de una compañía llamada The Graphics Group en 1986 se marcó un hito en la historia del séptimo arte. 

Esta compañía sería el antecedente de lo que luego sería la empresa Pixar. Esta última empresa ha marcado un antes y un después en el cine animado con clásicos como Up, Cars, Wall-E y Toy Story. 

Lo más grande de todo es que el iconoclasta de California diseñó gran parte de los avanzados gráficos y toda la estética de Graphics Group. Más tarde estas innovaciones y tecnologías se traspasaron a Pixar creando el mayor boom creativo del cine animado de los últimos tiempos en Hollywood. 

Otra vez se adelantó a su tiempo cambiando el destino de la humanidad marcando la pauta de los gustos y maneras de consumir de occidente. Solo que ahora lo hacía en el arte. Más específicamente, con el arte cinematográfico.

La vuelta a Apple

Este gran episodio no puede quedar por fuera en la biografía de Steve Jobs. En el año 2000 Jobs volvió a convertirse en el CEO de Apple y con su regreso volvió la grandeza a esta empresa.

Productos como el iMac, el iPad y el iPhone tumbaron los viejos paradigmas de la manera de procesar  la información  y los contenidos digitales.

Además, gracias a la creación y la expansión del iPad así como la presentación de la tienda musical iTunes logró reanimar la alicaída industria musical.

El aporte real de este singular personaje consistió en cambiar las formas de consumir del mundo occidental. Después de su irrupción en el mundo empresarial ya nada sería igual. Hasta hoy nos acompañan el iPod, el iPad, el iPhone, el iTunes. Todas creaciones y diseños salidos de su mente maravillosa. 

De este modo, desde Macintosh hasta sus últimas creaciones, los hombres occidentales consumen productos modelados por el gusto y la estética de Steve Jobs. 

Todo creado a contracorriente y desafiando los patrones y antiguos paradigmas occidentales. Contando con un nivel de confianza y emprendimiento realmente asombrosos. Lo cual lo llevaba a entrar en conflicto con mentalidades oscuras y enquistadas en tiempos inmemoriales.

En lucha consigo mismo y con el mundo entero que muchas veces no comprendía sus revolucionarios cambios para luego terminar aceptándolos. Algo verdaderamente inspirador para el resto de la humanidad.

Epílogo de una vida que trastocó todo en Occidente

Aunque quizás suene un poco pomposo este subtítulo, nada menos hizo Jobs. Dejó su sello en todos los seres humanos del siglo XX y XXI. Aunque algunos lo nieguen el consumo de los occidentales está marcado por su forma de concebir el mundo.

Antes de su llegada no había ninguna pasión por los objetos comerciales  funcionales y bien diseñados  estéticamente. Los ordenadores eran armatostes grandes y muy feos. Fue su visión iconoclasta y revolucionaria lo que hizo cambiar esto. 

Además, las computadoras eran artefactos muy difíciles de manejar. A partir de sus ingeniosos cambios ahora son muy fáciles de utilizar. Son lo que llaman los expertos “más amigables.” Siempre está la mano y el ojo maravilloso de Steve tras estos grandes cambios contemporáneos. 

Su final

Esta mente maravillosa nos dejó el 5 de octubre del año 2011 a causa de un cáncer de páncreas. Aunque su legado perdurará en nosotros a través de todas sus creaciones o influencia en  el iPad, el iPhone, el iPod, la Mac, Pixar, etc.

Su maravillosa historia de innovaciones y derribando antiguos paradigmas es toda una oda al emprendimiento mismo. Es una exaltación al esfuerzo de todos los que alguna vez han tenido un sueño y quieren hacerlo realidad. Todos ellos tienen en Steve Jobs una fuente de inspiración para derribar muros.

Un icono al cual asirse para imitarlo y sobrepasar los obstáculos y las limitaciones. Esos muros tan propios de todo soñador, que siempre se topará con alguien que lo desaliente en el camino. Alguien que le diga que eso que sueña es imposible de alcanzar. 

Para aquellos que se siente pesimistas, tienen la biografía de Steve Jobs como ejemplo. Podrán rebatirlos y apartarlos de su camino y del futuro éxito que los espera en sus futuros emprendimientos. Siempre lo tendremos a él como fuente de inspiración, al rebelde y emprendedor  más grande del mundo contemporáneo. 

Coméntanos

 ¿Te gustó este artículo? compártelo para que otras personas se puedan inspirar con la biografía de Steve Jobs. Si tienes algún aporte y quieres compartirlo hazlo en la sección de comentarios.

Coméntanos qué otra biografía te gustaría encontrar en el Blog de Apoyo Empresarial. 

Y no olvides seguirnos en las Redes Sociales: InstagramTwitter y Facebook, así como Suscribirte a Nuestro Blog para recibir por correo artículos y novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial